martes, 12 de enero de 2010

Meros pensamientos...

Gigantes dormidos…

Por León Hispano




"Es cierto que el mundo está colmado de muchos peligros,
y que hay en él muchos sitios lóbregos,
pero hay tambien muchas cosas hermosas,
y aunque en todas partes el amor está unido hoy a la aflicción,
no por eso es menos poderoso" (SdlA I)



Me quedó dando vuelta en la cabeza esta frase, que mi padre compartió conmigo mientras hablábamos, una típica tarde de lluvia en la Comarca, él me dijo: - “los católicos somos gigantes dormidos”. El tema que nos tenía allí atentos era la situación de los católicos en el mundo de hoy.

Y en mi intento de buscar imágenes… encontré una que me parece espectacular, la de los Ents… esos árboles dormidos que son atacados ferozmente por un mundo que intenta valerse de ellos para la instauración del reino del progreso indefinido.

Si se me permite, me tomo el atrevimiento de valerme de esa imagen, tan bien lograda por Tolkien en su obra “El Señor de los Anillos” para intentar de arrojar un poco de luz a lo que nos acaece hoy; sin querer por ello agotarla. Creo que eso es una constante en la obra de nuestro amigo. Tomo solo algunos rasgos que se pueden aplicar a nosotros.

En el mundo de hoy, el ejercito del mal crece desmedidamente, destruyendo todo ordenamiento natural… el mal avanza y nosotros seguimos allí, dormidos, sin responder como si nada sucediera. Pero con solo observar un poco, tenemos que darnos cuenta de que no todo anda bien, en el mundo y en la Iglesia. Los enemigos de Dios intentan coparlo todo, tomando por asalto cuanta ciudadela encuentren a su paso.



Hay en nosotros una fuerza inimaginable, una virtud que proviene del mismo Dios, “ya que en Él somos, vivimos y existimos”. Y el mismo Cristo, nuestro Rey y Señor dijo que “el Reino de los Cielos debe padecer violencia”. ¿Entonces a que se debe este temor que nos paraliza? ¿Por que seguimos allí, inmóviles, mientras todo parece venirse abajo? Debemos estar tranquilos y seguros, porque nos fue prometida la Victoria: “Las puertas del infierno no prevalecerán”.

En los ents se reflejan varias realidades:

Por un lado, teniendo en cuenta su oficio, el de Pastores, me es inevitable pensar en la Jerarquía Eclesiástica. Ella está, en su mayoría, anestesiada. El mal barre con los bosques, los árboles más jóvenes, y cuanta flor brota. Un invierno gris toma posecion de los bosques, el mal intenta cubrirlo todo, y los Pastores nos hablan de una “Primavera”. Esas son pamplinas. Queremos pastores santos, valerosos, dispuestos a todo…aun de entregar sus vidas por quienes tienen a su cargo. Por favor, sean realistas, no existe esa primavera. Todo indica un frío invierno en donde la caridad se enfría. Necesitamos Guías seguros, con doctrina firme, conforme a nuestra santa Tradición. Doctrina que sea alimento y luz en medio de la oscuridad, del hambre y sed que hay de Dios.

Por su parte, también estamos allí representado cada uno de nosotros. Como lo dijera SS Pío XII, se ha instaurado “el cansancio de los buenos”. Pareciera que ya no hay motivos por los cuales despertar y librar “el buen combate” paulino. Cristo llegará pronto, no se cuando, pero esta en camino. Debe entonces encontrarnos despiertos, de pie y luchando por la instauración de su Reino, el cual ya esta entre nosotros, en nuestros corazones, pero que debe manifestarse en el mundo. Por lo tanto acudid al llamado del Rey. Tened valor para servirlo.

Cómo no ver también a todo el occidente cristiano, representado allí en esos bosques dormidos. Esa cultura que alguna vez supo dar vida a todo el orbe. Ella debe resurgir, romper con las ataduras de la oscuridad, dando nuevamente vida a este mundo de muerte. Por eso debes despertar, occidente debe resurgir, debe ponerse en pie y ser “luz de las naciones”. Nuestra cultura se equipara con la sabiduría de los entes. Esa cultura debe ser savia que de vida a los nuevos retoños. Savia que transmita, que entregue, que sea Tradición.


Mucho se puede decir y agregar al respecto. Esto es simplemente una idea que vagaba por mi cabeza. Pero recuerden que el retorno del Rey esta cerca y se producirá en cualquier momento. Recuerden también que los ents despertaron y acudieron al combate, en el cual su papel no fue menor. Que Nuestro Señor, en su Segunda Venida nos encuentre de pie, como los colosos Ents, gigantes de los bosques, despiertos y en guardia.



9 comentarios:

Sally dijo...

¡Hola! Nada más decirte que tienes un blog estupendo sobre Tolkien. Muchas felicidades por el trabajo!

Leon Hispano dijo...

Muchas gracias Sally! Espero que sigas visitando el Blog!

Delphos dijo...

Pues como siempre muchas gracias por esos maravillosos post sobre la vida de Tolkien

Saludos desde Cuba

Hidalgo de las Antipodas dijo...

Lo saludo de nuevo por su excelente blog.

No recuerdo si ya le dije pero quizas le interese formar parte de una red de cultura disidente llamada Antipodas.

WWW.CULTURANTIPODAS.BLOGSPOT.COM

UN SALUDO DISIDENTE!

Fëanar dijo...

Saludos,

Este blog me entusiasma, me he leído muchos artículos y cartas que has publicado aqui, pero esta comparación me ha gustado especialmente.

Un fel seguidor;
Fëanar

http://catolicismosencillo.blogspot.com

Belegurth dijo...

Esta muy bien, tienes cosas que bueno siempre son interesantes.

Sobre los Ents, te encantara pasarte por la web de Eduardo Segura, eminencia en Tolkien. ^^

Saludos de la Soc.tolkien Española.

ines dijo...

Muy interesante el comentario sobre los Ents como pastores, da mucho para pensar y orar.
Gracias,
ines

Un cura dijo...

Una gran entrada, amigo mío. Estoy más que de acuerdo con esa lectura. Sigo pasando y disfrutando de tu magnífico blog. Un saludo.

MM dijo...

Hola, me gustó mucho tu estupendo Blog, soy fans de las lecturas, novelas, obras, trabajos de Tolkien, mas bien soy una fiel admiradora de él.

Agregué tu blog en el mio (Es mio y de mi novio) y espero puedas visitarnos pronto:

http://mm-romanistas.blogspot.com/

Sls,

Mitzi.